Inicio Revisiones A-Z V Van der Graaf Generator- "Live at The Paradiso" (2009)
Martes, 02 de Noviembre de 2010 20:04

Van der Graaf Generator- "Live at The Paradiso" (2009)

por  Pantagruel
Valora este disco
(5 votos)
VAN DER GRAAF GENERATOR
LIVE AT THE PARADISO



La historia de Van der Graaf Generator desde sus inicios está llena de eventos que parecen impensables. El relato de cómo fue posible que un grupo tras casi 40 años de tocar juntos produzca un directo que se publica por partida doble en dos formatos distintos es en parte la historia que nos ha tocado vivir y cuyo final es aun incierto, la historia de una ciudad típica europea (si tal cosa se puede decir) y de cómo la industria musical como la hemos conocido durante esos mismos 40 años se viene ruidosamente abajo amenazando con arrastrar todo en su caída aunque como se advierte en este producto la música es lo único que queda intacto.


Pero empecemos por el principio. A finales de los '60s un grupo conformado por:

- un PhD en literatura inglesa
- un saxofonista admirador de Roland Kirk y proclive al free jazz
- un teclista que dedica tanto tiempo a labores ingenieriles como a tocar el órgano
- y un baterista con mirada de loco como unico soporte rítmico ante la falta de bajista

Son manejados por un ejecutivo con fama de majareta y pacheco pero que es dueño de su propia disquera y los trae tocando de un lado a otro por Inglaterra hasta que un día sorprendentemente saltan a la fama en varios paíces europeos, en especial en Italia donde a sus conciertos tiene que asistir la policía antimotines. Varias desbandadas y un infarto más tarde se reunen de nuevo solo para que una vez más uno de sus miembros prefiera renunciar y a pesar de todo los miembros restantes deciden continuar como trío, dar una gira más y grabar otro disco en estudio.

Durante todos estos años, Amsterdam, de ser la ciudad de la libertad donde se disfrutaba de la vida y se toleraba


unilateralmente cualquier tipo de pensamiento (y la policía brillaba por su ausencia) se fue transformando poco a poco en el salón de fiestas sucias de toda Europa, una especie de Sin City entre los canales hediondos, hasta tocar fondo con los asesinatos en plena calle del líder derechista Pim Fortuyn y del cineasta Theo van Gogh, así como con la expulsión de la activista Ayaan Hirsi Ali entre 2002 y 2006.



Y sin embargo Amsterdam sigue siendo una ciudad donde florecen las artes, en particular la música. Solo en una ciudad como esta podía la junta municipal haber abierto un club como el Paradiso ocpando el edificio de una antigua iglesia calvinista a unos cuantos metros del famoso Rijksmuseum. Convertido en auditorio de música en 1968, por debajo de sus vitrales que aun se conservan justo detrás del escenario a lo largo de los años pasaron grupos tan dispares como los primeros Pink Floyd, Soft Machine, Humble Pie, Sex Pistols y Nirvana, cada uno en el pico de su carrera.



Van der Graaf Generator/Van der Graaf tocaron en cuatro ocasiones en este club entre los años de 1975 y 1977 con distintas formaciones. Parecía un buen lugar para tener una fecha durante la gira del 2007, así que se programó un concierto para el 14 de Abril, Sábado para acabar de redondear la sensación de ritual que daba el concierto.



Además una ventaja adicional de hacer un concierto en el Paradiso era la existencia en ese entonces del Fab Channel.


Esta era una iniciativa de Justin Kniest, ofrecía los conciertos efectuados en el Paradiso y el Roxy de Los Angeles grabados con la mejor calidad tanto de sonido como de imágen. Los conciertos se mostraban en línea enteros y de manera gratuita. No solo el equipo de sonido y el montaje de la iluminación eran de primera calidad, la mesa de mezclas era lo mejor del mercado y se usaban cuatro cámaras o más para grabar las imágenes. El registro no podía ser más profesional. El Fab Channel fue finalmente cerrado por sus dueños en Marzo de este año al no poder sobrevivir a las políticas de los monopolios discográficos en cuya lógica quienquiera que haga dinero a partir de la música le está robando a la disquera. La triste historia completa en la versión de Justin Kniest se puede aun leer en la página de Fab Channel.

Un vez que Fab Channel cerró sus puertas comenzaba a tener sentido la idéa de publicar esta grabación de manera oficial, a pesar de que los canales de distribución del sitio no eran muy seguros y versiones de esta misma grabación habían sido pirateadas en la web de manera exaustiva. Se le dió la conseción a Voiceprint quienes se especializan en publicar material con un mínimo de producción: básicamente se encargan de empaquetar la música sin agregar poco más que una carátula sencilla, no se toman la molestia ni de poner identificadores para el ordenador, las versiones de Voiceprint presentan el concierto tal cual sin cambiar nada, solo los aplausos antes del encore son recortados en tiempo. Pero en esta ocasión el material es tan bueno que el producto final resulta recomendable. Voiceprint ha publicado en su página una entrtevista (en inglés) donde Peter Hammill habla sobre el tema. Esta entrevista estaba también alojada originalmente en el Fab Channel, con quienes comparten el crédito de producción en el libreto.

http://www.voiceprintwebradio.com/mp3player.php?src=http%3A//www.voiceprintwebradio.com/podcasts/podcast230609-114427.mp3




El concierto empezó en punto de las 8:30 pm. Fue tan temprano porque según me explicaron a las 12:00 pm la misma sala se convierte en discoteque y esa noche tocaba un grupo de tecno, ombligueras piernudas incluídas. Yo llegué una hora antes de comenzar y la sala principal ya estaba medio llena. Para la hora del concierto estaba a reventar en sus tres niveles, yo calculo unas 1153 personas, con un promedio de edad de entre 45 y 50 años.

Los tracks tanto en el DVD como en el CD doble se presentan exactamente en el orden en que fueron interpretados durante el concierto:

1.- Lemmings: con una introducción que da la impresión de ser improvisada al menos en parte. La guitarra de Hammill por lo visto había mejorado con respecto a otros conciertos de la misma gira y la voz, una vez que el burro ingeniero encendió el micrófono por ahi del tercer verso, suena perfecta (en ambas ediciones este problema fue corregido).

2.- Place to Survive: segundo corte del World Record suena demoledora en esta versión a pesar de la falta del saxo.

3.- Lifetime: La primera novedad, una canción entonces inédita tras la que Hammill anunció: "este será el único momento de tranquilidad del concierto".

4.- In the Black Room\Every Bloody Emperor: Hammill en el piano cometiendo más errores que con la guitarra. No es que VdGG haya sido nunca un grupo muy pulcro a la hora de tocar en directo pero los errores son muy notorios aunque se compensa con creces con la intensidad con que los tres tocan.

5.- All that before: En ese entonces también inédita, junto con "Lifetime" fueron publicadas unos meses después en Trisector. Hammill la presenta agradeciendo tambien al público por asistir: "debo decir que es un gran placer volver a tocar en este lugar, siento como que estamos completando un ciclo..."



Tal como recuerdo el concierto, a partir de este momento la intensidad no disminuyó en ningún momento. Decir que la actuación está llena de impresiciones me parece hasta frívolo después de escuchas continuadas, como si el azar fuera solo un elemento más en la música de ese momento haciendo que este concierto fuera diferente a cualquier otro y todo esto quedó reproducido en el CD2:

6.- Gog: Cantada con tal fuerza que se pone la piel de gallina. La gente ovacionaba desde el primer verso (Some call me Satan, others call me God).


7.- Meurglys III: Increíble, indescriptible, la guitarra ruda de Hammill con la potencia de la batería y ese pulpo en que se convertía Hugh Banton tocando los pedales del bajo con ambos pies es algo digno de verse, la gente cada vez estaba más entusiasmada.

8.- Sleepwalkers: En la parte que parece Cha-cha-chá prendieron una bola de discoteqe al centro del salón que pareció incluso sorprender al mismo Banton que miraba al techo mientras tocaba.

9.- Man-Erg: Sin duda el momento estelar de la noche, haciendo que la gente los ovacionara por ocho minutos contados.

10.- Scorched Earth: Como bis tras salir del escenario. Evans resoplaba visiblemente cansado mientras tocaba la parte final, pero no perdió un solo batacazo.



Cuando el CD (o el DVD, ambas ediciones ya pasaron por mis manos) llega al final siempre me quedo con el recuerdo de la multitud comprando camisetas en el loby, de la cara de felicidad pueril de practicamente todos los vejunos que estabamos en las inmediaciones del teatro durante la inusualmente calurosa noche, del regreso a casa en bicicleta por las obscuras calles de Amsterdam con los ecos del órgano aun resonando en mis oídos y la insuficiente guia de una luz pilili.





Quiero dedicar esta reseña a Steve Wilson, siguiendo su ejemplo la he completado pegando pedazos de textos míos y de otras personas, a ver si adivinan cuál es cuál.
Login to post comments

Revisiones - V